Mexico Ahora

Just another WordPress.com weblog

OAXACA: DESDE LA PREHISTORIA HASTA LA REPÚBLICA abril 16, 2010

La historia del sur de México desde los
Hoteles de Oaxaca

Oaxaca está ubicado en la parte sur de México, en el istmo de Tehuantepec. Es uno de los estados de mayor superficie del país y en él conviven al menos diez y seis grupos étnicos. Su pasado se remonta hasta hace once mil años, de acuerdo a los restos de maíz y pinturas rupestres encontrados en la cueva Guilá Naquit y en Yagul, así como restos de alfarería.
Su nombre proviene del nahuátl, Huaxyacac, y con la llegada de los conquistadores españoles se convirtió en la actual denominación.
Los zapotecas fueron los primeros habitantes organizados de la zona. Se ubicaron en Monte Albán y sus alrededores, pero no se conoce su verdadero origen, aunque el padre Francisco De Burgoa y el padre José Antonio Gay, autores de “Historia de Oaxaca” sostienen en base a pinturas antiguas y viejas tradiciones que los zapotecas se establecieron inicialmente en Teotitlán del Valle, de donde se movilizaron al actual valle de Etla. Ahí construyeron el centro ceremonial de San José Mogote, por lo que la población de Mogote se convirtió en la más importante de la región.
Sinembargo, su decadencia empezó cuando se empezó la fundación de Monte Albán, entre los años 500 a. C. al 100 a. C., contemporánea otras ciudades mayas como Teotihuacán. En su etapa de crecimiento, Monte Albán recibe influencias teotihuacanas y mayas, que la llevan a su mayor apogeo entre los años 200 d. C. al 600 d. C., alcanzando una población de alrededor de cuarenta mil habitantes. Posteriormente, empieza su decadencia, alrededor del año 800 d. C. y culmina en 1325 d. C. cuando, desde el norte, llegan los mixtecos invadiendo el valle de Oaxaca, ocupando Monte Albán y Mitla.
A partir de entonces, y hasta la llegada de los españoles, los zapotecas lucharon para mantenerse en sus territorios, por lo que debieron establecer alianza con los mexicas. Estas luchas internas entre los pueblos aborígenes facilitaron la conquista española. Las fuerzas hispanas hicieron alianzas con mixtecos y zapotecos, aunque tuvieron otros aliados para culminar la conquista: inicialmente la viruela, que diezmó a la población indígena, y posteriormente la evangelización. Los dominicos, encargados de la conversión de los indígenas al cristianismo, fundaron diversas ciudades y erigieron varios templos, usando para ello la mano de obra indígena, de una manera esclavizada. Asimismo, adaptaron creencias de las religiones locales a las creencias cristianas, y para ello destruyeron todos los vestigios de la religiones originales y sus manifestaciones culturales.
Incluyeron en el sistema la conservación de ciertas jerarquías indígenas con lo cual la dominación española se completó sin problemas.
Las riquezas de la región se centraron en la explotación minera de la plata y el oro, y encontraron una gran fuente riqueza de la región, la grana cochinilla que es un insecto parásito del nopal del cual se extrae un tinte rojo. Este tinte revestía enorme importancia ya que las ropas papales se tiñeron con él.
Posteriormente, frente a una población diezmada por las enfermedades que llevaron los españoles, ingresaron a la zona esclavos africanos, para poder aumentar la mano de obra disponible.
Ya en el siglo XIX empieza la etapa de independencia. Una vez establecida se inició en todo Mexico la tarea de organizarlo política y territorialmente. En el camino se fueron dando diversas etapas, en las que se incluye la guerra con los Estados Unidos de Norteamérica.
Uno de los hijos más preclaros de Oaxaca fue Benito Juárez, que nació en San Pablo Guelatao el 21 de marzo de 1806. De origen humilde, y habiendo sido pastor de ovejas, migró a la Ciudad de Oaxaca, sin saber leer ni escribir, y teniendo al zapoteco como su idioma. Se ubicó inicialmente como trabajador doméstico hasta que Antonio Salanueva, un terciario franciscano, se sorprendió por la inteligencia de Benito, ayudándolo para que ingrese al seminario. Ahí se orientó en sus estudios de Derecho, dejando de lado la Teología. Su historia, sorprendente, lo llevó a convertirse en gobernador en 1847, y posteriormente en Presidente de la Suprema Corte de Justicia.
Luego de luchas internas en México, y de las intervenciones francesas, unidos inicialmente a ingleses y españoles, se reinstala el gobierno mexicano, con Benito Juárez a la cabeza. Sinembargo, la paz en la nación no se terminó de instaurar debido a los intereses de diferentes sectores. El presidente Juárez pudo, sinembargo, hacer avanzar al país por la senda democrática y de progreso, aún dentro de un clima de caos y levantamientos.
 

One Response to “OAXACA: DESDE LA PREHISTORIA HASTA LA REPÚBLICA”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s