Mexico Ahora

Just another WordPress.com weblog

El Náhuatl como idioma precolombino agosto 20, 2009

Hablando náhuatl dentro y fuera de los
hoteles de Ahuacatlán

La historia de la población de habla náhuatl en este ámbito es un tanto confusa. Tanto Torquemada y Alva Ixtlilxóchitl decir que la Zacatlán y San Miguel Tenango área fue gobernada por los descendientes de los legendarios Chichimeca Xólotl, fundador de Texcoco. En el siglo XII en náhuatl-Olmeca de habla xicalancas de Tlaxcala y el valle de Puebla llegaron a la zona, teniendo a su vez fueron desplazados de sus tierras por tolteca-chichimecas y teochichimecas tras la caída de Tula. Además de estos invasiones, varias otras olas de náhuatl habla chichimecas llegaron a la región montañosa en la parte norte de lo que es ahora el estado de Puebla. (García Martínez 1987, López Alcaide 1998).
Las comunidades de esta zona son notables por el ingenio y la creatividad de los artesanos que fabrican la ropa tradicional y otros elementos culturales. El vestido tradicional de la mujer, por ejemplo, es bastante elaborada y difícil de hacer, pero es muy bello y muestra una considerable creatividad. Se compone de una falda de lana (cueyitl), la faja o cinturón (ilpicatl) que la sostiene, la blusa (tlahmach camisahtli), la cinta trenzada en el pelo (tzonilpicatl), y, en algunos pueblos, un encaje que cubren (quichquemitl) que se lleva en la parte superior de la blusa. El diseño particular de estas prendas y otros artículos de artesanía culturales varían de una manera que puede indicar que la comunidad de procedencia.
Las economías de estas comunidades se basan principalmente en la agricultura y en la migración para trabajar en otros lugares. La región es rica en la producción de frutas, y la temporada de cosecha de frutas, como manzanas, ciruelas, peras, aguacates, duraznos y nueces, es una actividad importante. Las mujeres contribuyen a la economía familiar haciendo que la ropa tradicional, cunas (uahcal), cerámica, artículos de tejido de fibras de palma, y otras cosas.

La historia de la población de habla náhuatl en este ámbito es un tanto confusa. Tanto Torquemada y Alva Ixtlilxóchitl decir que la Zacatlán y San Miguel Tenango área fue gobernada por los descendientes de los legendarios Chichimeca Xólotl, fundador de Texcoco. En el siglo XII en náhuatl-Olmeca de habla xicalancas de Tlaxcala y el valle de Puebla llegaron a la zona, teniendo a su vez fueron desplazados de sus tierras por tolteca-chichimecas y teochichimecas tras la caída de Tula. Además de estos invasiones, varias otras olas de náhuatl habla chichimecas llegaron a la región montañosa en la parte norte de lo que es ahora el estado de Puebla. (García Martínez 1987, López Alcaide 1998).

Las comunidades de esta zona son notables por el ingenio y la creatividad de los artesanos que fabrican la ropa tradicional y otros elementos culturales. El vestido tradicional de la mujer, por ejemplo, es bastante elaborada y difícil de hacer, pero es muy bello y muestra una considerable creatividad. Se compone de una falda de lana (cueyitl), la faja o cinturón (ilpicatl) que la sostiene, la blusa (tlahmach camisahtli), la cinta trenzada en el pelo (tzonilpicatl), y, en algunos pueblos, un encaje que cubren (quichquemitl) que se lleva en la parte superior de la blusa. El diseño particular de estas prendas y otros artículos de artesanía culturales varían de una manera que puede indicar que la comunidad de procedencia.

Las economías de estas comunidades se basan principalmente en la agricultura y en la migración para trabajar en otros lugares. La región es rica en la producción de frutas, y la temporada de cosecha de frutas, como manzanas, ciruelas, peras, aguacates(del cual se produce el afamado aceite de aguacate de Ahuacatlán), duraznos y nueces, es una actividad importante. Las mujeres contribuyen a la economía familiar haciendo que la ropa tradicional, cunas (uahcal), cerámica, artículos de tejido de fibras de palma, y otras cosas.

 

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.